Sabes navegar. ¿Seguro?

Plan de Prevención del Ciberacoso y Promoción de la Navegación Segura en Centros Escolares

banner ciberacoso

1. El contexto

La aparición de los instrumentos de interacción social es, quizás, uno de los avances más grandes del mundo virtual, en los últimos años.

Los blogs fueron unos de los primeros útiles de este tipo que ofrecen la posibilidad de crear diarios virtuales. Estos fueron seguidos por los blogs móviles (blogs enviados desde un teléfono móvil), los wikis (páginas web colaborativas y modificables), etc. Estos instrumentos impulsan y ganan valor a través de la interacción social, y ofrecen oportunidades para la manifestación de la inteligencia colectiva.

El concepto de "red social" o "Web 2.0" es normalmente utilizado para describir las comunidades virtuales en las cuales el contenido, como por ejemplo, los textos, las fotos, la música y los videos, lo crean y lo comparten los usuarios. Las características adicionales de estos útiles permiten a los usuarios crear perfiles, publicar comentarios, intercambiar mensajes instantáneos y desarrollar listas de amigos. Ejemplos de comunidades de redes sociales incluyen sitios web como Facebook, Tuenti, MySpace, Bebo, etc. y aquellos que se centran en tipos específicos de contenido o intereses, tales como Flickr (en donde se comparten fotos) y Youtube y Google Video (en donde se comparten videos).

La popularidad de los sitios de redes sociales es sorprendente. Los datos arrojados por el último informe realizado por comScore -empresa líder en la medición del mundo digital- sobre la utilización de las redes sociales en España y Europa en el año 20088, demuestran que más del 74% de los internautas europeos han visitado por lo menos una red social en el último año, mientras que en España este porcentaje se eleva al 73,7% de los internautas. Esto significa que casi 13 millones de españoles han utilizado esta herramienta durante el último año, un incremento de casi 41% con respecto al año 2007.

Aunque la mayoría de las comunidades de redes sociales tienen restricciones de edad para los nuevos usuarios (normalmente, deben ser mayores de 13 o 14 años para poderse registrar), hay muchos otros sitios web que no tienen implementados mecanismos de verificación de la edad y, por tanto, los niños pueden simplemente mentir sobre su edad para crear un perfil, mientras que otros sitios web no imponen restricciones de edad en ningún caso. Por otro lado, existen redes sociales, que cada vez tienen una mayor presencia y que se dirigen a grupos específicos, entre ellos, a niños y jóvenes, y en donde se pone mucho énfasis en la seguridad informática.

2. Los beneficios

Los instrumentos de interacción social ofrecen nuevas oportunidades para expresarse, permitiendo a los usuarios crear comunidades, colaborar, experimentar, compartir y aprender en un mundo virtual. Estas herramientas han sido muy bien recibidas por los jóvenes, ya que representan una excelente fuente de información y divertimento, que utiliza, además, la aprobación y los comentarios críticos del trabajo que se crea. Estos útiles pueden ofrecer también excelentes beneficios educativos a través de los entornos virtuales de aprendizaje, que permite un aprendizaje flexible y accesible online para los alumnos.

3. Los riesgos

Es importante recordar que las comunidades de redes sociales no son entornos solamente dirigidos a los jóvenes. Son espacios públicos tanto para adultos como para jóvenes, y el contenido publicado lo puede consultar una audiencia mundial.

A pesar de que las redes sociales animan a los jóvenes a ser usuarios creativos en Internet, publicando contenido y no siendo consumidores pasivos, lo que se está publicando necesita atención especial. La preocupación se mueve desde el contenido que descargan los niños al contenido que se sube a la red.

Algunos jóvenes publican información detallada sobre sus vidas personales, incluyendo datos de contacto, detalles sobre sus rutinas diarias, fotografías y videos, ofreciendo, de esta forma, un catálogo online para los que buscan explotar a los niños y a los jóvenes, sea con intenciones sexuales o para el robo de identidad.

Además, se han registrado casos en los cuales los jóvenes han publicado contenido inapropiado, como por ejemplo, fotos y videos propios, aparentemente inconscientes de la visibilidad y de la permanencia de este contenido, mucho más tiempo después de que sus perfiles habían sido actualizados o suprimidos. Por otro lado, desgraciadamente, los sitios de redes sociales pueden también constituir una plataforma ideal para la manifestación del acoso y la humillación de otros usuarios.

Actualmente, los mejores sitios de redes sociales toman muy seriamente en consideración estos aspectos, ofreciendo orientaciones y normas de buenas prácticas y animando a los usuarios a denunciar el abuso.

En este sentido, en el marco europeo, 17 grandes empresas informáticos han firmado el 10 de febrero de 2009, en el día del Internet Seguro en Europa, organizado por la Comisión Europea, un acuerdo para mejorar la seguridad de los menores de 18 años que utilizan los sitios de redes sociales. Entre las empresas que han firmado este pacto, se incluyen Arto, Bebo, Dailymotion, Facebook, Giovani.it, Google/YouTube, Hyves, Microsoft Europe, Myspace, Nasza-klaza.pl, Netlog, One.lt, Skyrock, StudiVZ, Sulake/Habbo Hotel, Yahoo!Europe, y Zap.lu. Estas empresas se comprometieron a poner restricciones para el uso de las redes sociales por parte de niños demasiado jóvenes para utilizar sus servicios, así como a colocar en su sitio un 'Informe de abuso' accesible y fácil de usar. También hicieron públicas sus intenciones de hacer claramente visibles las opciones de elegir entre diferentes grados de protección de la intimidad en cuanto a los accesos a los perfiles. Por último, los perfiles de los menores serán dados de alta automáticamente en modo privado, accesible sólo a los 'amigos' e inaccesibles desde los buscadores.

4. Las estrategias para un buen uso

Actualmente, hay mucho debate sobre el acceso a las comunidades de redes sociales dentro del ámbito educativo. Las decisiones sobre permitir o no el acceso dentro de los centros se realizan, normalmente, a nivel local, basadas en necesidades, aspectos y riesgos locales. Muchos centros utilizan los blogs para conseguir un efecto educativo positivo, enseñando a los niños a construir competencias y habilidades comunicativas eficaces.

Sin embargo, está claro que si el uso de estas herramientas está prohibido dentro de los centros, los jóvenes van a seguir accediendo a ellas fuera de estos establecimientos. El eurobarómetro realizado por la Comisión Europea en el año 2008, sobre el uso seguro de Internet desde la perspectiva de los padres9, demuestra que en la mayoría de todos los estados miembros de la Unión Europea, por lo menos dos tercios de los padres dijeron que sus hijos utilizan Internet. Por otro lado, los niños cuyos padres eran usuarios frecuentes de Internet, lo eran ellos también, mientras que la mitad de los padres que no utilizaban Internet dijeron que sus niños sí tenían acceso a Internet.

Esta carencia general de concienciación de los padres sugiere que la responsabilidad para enseñar a los jóvenes a utilizar las herramientas de interacción social recae sobre los centros educativos.

Estrategias clave para un uso seguro de estas herramientas incluyen:

4.1. Respetar las restricciones de edad

La mayoría de los sitios de redes sociales tienen restricciones de edad para sus miembros. A la hora de registrarse en uno de estos sitios, los usuarios deben estar de acuerdo con los términos y las condiciones expuestas -muchas páginas web rescinden algunas cuentas si creen que sus usuarios no cumplen con las condiciones de edad. Por ello, es importante buscar y utilizar herramientas de interacción social desarrolladas por organizaciones fiables específicamente para los niños -muchas de estas herramientas ofrecen experiencias sociales para los niños dentro de un entorno seguro y moderado.

4.2. Guardar la información personal

Los alumnos deben aprender a guardar la información personal cuando utilizan las herramientas de interacción social, pero también a proteger la información personal de otros. Esto no incluye solamente los datos evidentes como el nombre, la dirección, el número de teléfono y el nombre del centro al que acude, sino también los detalles menos evidentes como lugares preferidos para quedar con los amigos, información sobre los amigos, actividades extra escolares, ya que todo ello se puede utilizar para reconstituir un perfil exhaustivo de identificación del usuario.

Es importante animar a los niños y a los jóvenes a utilizar las características de privacidad que ofrecen las redes sociales, permitiendo el acceso solamente a aquellas personas que conocen también en el mundo real.

La privacidad se extiende también a las direcciones de correo electrónico: los usuarios de las redes sociales deberían crear una dirección de correo electrónico anónima que se podría eliminar o cambiar con facilidad, para prevenir el acoso o la recepción de mensajes inadecuados.

4.3. Publicar contenidos de forma responsable

Los jóvenes necesitan aprender a ser editores responsables dentro del mundo de las redes sociales. Por ello, deben saber valorar la longevidad del contenido que publican y comprender que cualquier contenido que suben a la red está fuera de su control desde el momento en el que se publica, ya que el contenido online se puede leer, copiar, compartir y manipular con facilidad y rapidez en el mundo virtual.

Por otro lado, los niños deben aprender a respetar los derechos de los otros usuarios, no publicar información que puede comprometer su identidad o seguridad y evitar ser maliciosos o abusivos con los otros en sus interacciones. Además, es importante que los niños aprendan también a valorar los derechos de propiedad intelectual de los otros cuando publican algo en Internet, asegurándose siempre de que las imágenes, los vídeos o la música que incorporan a sus perfiles no están protegidos por los derechos de autor.

4.4. Guardar a los amigos online en el mundo virtual

Algunos jóvenes tienen cientos de amigos online. Por ello, los jóvenes deben aprender a distinguir entre las personas que conocen, ya que los amigos online no son amigos verdaderos, y nunca pueden estar seguros de que son quienes realmente dicen que son. En este sentido, los niños no deberían nunca divulgar información personal que podría identificarles y podría ser utilizada en contra suyo en el futuro. También deben ser conscientes que los "consejos amistosos" de los amigos online podrían ser utilizados como una forma de manipulación. Como pasa con cualquier otra herramienta de contacto online, cuando utilizan las redes sociales, nunca deberían citarse con personas que solamente han conocido a través de Internet.

4.5. Limitar el tiempo utilizado para estar conectado

Es fundamental animar a los niños a limitar su tiempo utilizado para estar conectada a Internet, gestionando y equilibrando el tiempo empleado para las redes sociales con el tiempo dedicado a los amigos y a las actividades sociales del mundo real.

4.6. Utilizar los consejos prácticos de seguridad

Muchos de las páginas de redes sociales se toman muy en serio los aspectos relativos a la seguridad de sus usuarios. Por ello, es importante aconsejar a los niños a buscar información y consejos sobre la seguridad en los sitios que están utilizando, respetar las normas y las condiciones de los distintos sitios, pero también utilizar las opciones de denuncia de abusos que ponen a su disposición.

APARTADOS

CIBERACOSO > ZONA LATERA...