El bachillerato forma parte de la educación secundaria postobligatoria. Comprende dos cursos académicos y se desarrolla en modalidades diferenciadas, organizadas de forma flexible y, en su caso, en diferentes itinerarios.

Se puede cursar en régimen ordinario o diurno, nocturno y a distancia. Con carácter general, los alumnos tienen derecho a permanecer escolarizados en régimen ordinario durante cuatro cursos académicos.

La etapa de bachillerato se conforma con un marcado carácter propedéutico, cuya finalidad es proporcionar a los alumnos formación, madurez intelectual y humana, conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar funciones sociales e incorporarse a la vida activa con responsabilidad y competencia. Asimismo, capacitará a los alumnos para acceder a la educación superior.