Los currículos de las enseñanzas de idiomas de los niveles básico e intermedio y avanzado para Castilla y León se establecieron mediante los Decretos 59/2007, de 21 de junio y 59/2008, de 21 de agosto, respectivamente.

Tienen como denominadores comunes:

  • Se desarrollan a partir de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación y del posterior Real Decreto 1629/2006, de 29 de diciembre, que fija los aspectos básicos del currículo de las enseñanzas de idiomas reguladas por la citada ley (ver Otros documentos de interés).
  • Tienen como referencia las competencias propias de los niveles A2, B1 y B2 del Consejo de Europa, según se definen en el “Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas”.
  • Incorporan un enfoque totalmente práctico, que equipara competencia lingüística con capacidad de uso de una lengua para comunicarse.

Desde el curso 2010-2011 también se imparte en Castilla y León el nivel C1 de Inglés, Francés, Alemán y Español, cuyos currículos se establecieron mediante la Orden EDU/3377/2009, de 7 de diciembre.