La oferta educativa de Educación de Personas Adultas integra distintas actividades formativas, tanto en formación reglada como no reglada, y enseñanzas encaminadas a la realización de pruebas específicas o extraordinarias que permiten la obtención de títulos académicos y profesionales, así como el acceso a determinadas enseñanzas. Están destinadas a personas mayores de 18 años que no terminaron sus estudios básicos, no tienen ninguna titulación o quieren actualizar sus conocimientos profesionales. Excepcionalmente, podrán acceder a la oferta educativa para personas adultas los mayores de 16 años que tengan un contrato de trabajo que no les permita acudir a los centros educativos en régimen ordinario o que sean deportistas de alto rendimiento.